Apartamento «Monteoscuru»:

En la planta baja, consta de 2 habitaciones, una doble y otra matrimonial, con un baño completo, y un amplio salón comedor, con chimenea, televisión y DVD, con la cocina totalmente equipada (lavadora, nevera, lavavajillas, vitrocerámica, horno, microondas, plancha, etc.).

Visita virtual: Apartamento Monte Oscuro 1
Visita virtual: Apartamento Monte Oscuro 2
Visita virtual: Apartamento Monte Oscuro 3

 

Los Apartamentos rurales «Casería El Hondrigu» se integran en una parte de los edificios que conforman la casería de la que reciben su nombre.

Por casería se conoce en el ámbito tradicional asturiano una explotación agrícola integrada por diversas edificaciones y tierras, destinadas a la producción agropecuaria para el autoconsumo y abastecimiento de la unidad familiar que la trabaja.

La Casería El Hondrigu se compone de varias construcciones, cuyo origen se remonta al siglo XIX, entre ellas las siguientes.

La antigua Casa Grande, en la que habitaron los dueños o señores de la misma, destacando en ella una original decoración con azulejos en paredes y baldosa hidráulica en suelos, que se conserva en las dependencias de la planta baja —destinándose en la actualidad a residencia del propietario—, y cuya parte posterior —antaño destinada a cuadras y pajar— hoy la ocupan los APARTAMENTOS conocidos como «CANTIELLU», en la planta baja, y «LA PESA», en la planta alta, que han sido objeto de una rehabilitación integral finalizada en los primeros meses del año 2007.

Al lado nos encontramos con la CASA DE LOS CASEROS, destinada a residencia de los empleados o criados de labranza, que con su trabajo colaboraban en la explotación, a cambio de un peculio, en parte en metálico y en parte en especie. En esta casa radican los otros dos APARTAMENTOS: «MONTEOSCURU», en la planta baja, y «EL SIERRU», en la planta alta, objeto asimismo de una rehabilitación integral finalizada en los primeros meses del año 2007.

Además, existe otra antigua CUADRA, con su tenada y tendejón, hoy destinada a almacenes, y una vieja zahúrda, reconvertida en RECEPCIÓN.

Todas estas edificaciones y una serie de muros delimitan una amplia «CORRALADA», «CORRADA» o patio, en cuyo centro se conserva una magnífica PANERA, construcción tradicional y típica asturiana que, como los hórreos, se destina a la preservación de las cosechas, tanto de roedores como de la humedad.

Este conjunto se halla rodeado por una parte de las fincas integrantes de la explotación, fincas de las que reciben los nombres los APARTAMENTOS RURALES, gozando tanto desde éstos como desde aquéllas, de unas vistas privilegiadas sobre los Picos de Europa, los valles, vegas, pueblos y aldeas de los alrededores.